CINCUENTA AÑOS SANJUANISTAS

   

    Otro año más, los hermanos sanjuanistas a los que nos conceden el privilegio de poner nuestras palabras en los escritos de las revistas de Semana Santa alcantarillera, intentamos vaciar en ellas nuestro espíritu sanjuanista procurando sobre todo engrandecer tu imagen y tu protagonismo, apóstol San Juan.

    Pero este año se trata de un año muy especial para todos nosotros, ya que en él celebramos "el 50 Aniversario" de la fundación de la Hermandad sanjuanista y tu protagonismo queda sobradamente realzado en los actos que celebramos en tu honor a lo largo del dos mil uno. Por eso quiero aprovechar esta oportunidad que me brinda la Directiva de San Juan para recordar a aquellos hermanos, y personas que bien como miembros de nuestra Hermandad o simpatizantes de ella, se entregaron entonces y siguen trabajando ahora para que tu Hermandad sea protagonista de la Semana Santa de Alcantarilla.

    En primer lugar recordar a aquel grupo de personas que formaban la Directiva de la Virgen del Rosario, que en sus habituales tertulias de amigos por finales de los años cuarenta, principio de los cincuenta tomaron la decisión de fundar la Hermandad de San Juan Evangelista y encargar la imagen enlienzada del Titular. Iniciativa que finalizó gratamente tras muchas reuniones y viajes, en el año 1951; fecha en la que el escultor hizo entrega de la dicha imagen a estos hermanos fundadores, hace exactamente 50 años. Imagen que conservamos en la capilla de la parroquia de San Roque, y que actualmente desfila con nosotros en la procesión de Domingo de Ramos. Cinco años después, estos mismos hermanos, decidieron encargar una talla en madera policromada de San Juan que se encuentra en la capilla del Calvario d ela iglesia de San Pedro Apóstol, "gracias hermanos".

    A ti, hermano Santos, por tomar el estandarte en la renovación de la Banda de Heraldos sanjuanistas, y a los hermanos que te acompañaron en tan difícil tarea durante los ochenta, ".

    Recordar esa Junta Directiva que supo aprovechar ese nuevo resurgir de la Semana Santa alcantarillera a principios de los noventa para poner en marcha una difícil empresa, como era la construcción de un nuevo trono, encargo que se hizo a un escultor imaginero de la villa; y encontrar a las personas que se comprometieron con la idea de portar a hombros al Titular, "gracias".

    Agradecimiento a vosotros, hermanos portapasos, que os comprometéis con esa idea, porque gracias a vuestras reuniones multitudinarias, con vuestro hermanamiento, dedicación, empuje y entrega; hicisteis posible que el sueño de esa Junta Directiva se hiciera realidad, "gracias".

    Y por último, un recuerdo a todos los que nos dejasteis, fundadores, directivos, hermanos de fila, y también a vosotros portapasos: Luis y Serafín, que decidisteis dejarnos antes de tiempo para celebrar el 50 Aniversario allí, junto a él, el apóstol Juan; aunque sabemos que os habría gustado estar con nosotros para celebrarlo bajo el grito que tantas veces ha rasgado vuestras gargantas de "Hermanos, viva San Juan".

    Y como me sucede a mí, estoy seguro que cada Semana Santa todos los nazarenos y portapasos sanjuanistas, al enfundarse nuestra túnica blanca tienen un recuerdo para vosotros, y se apoderan de vuestro espíritu sanjuanista, para mayor engrandecimiento y esplendor de la Hermandad de San Juan Evangelista y Archicofradía de Nuestra Señora del Rosario, "gracias hermanos".

 

¡HERMANOS, VIVA SAN JUAN!

Ramón Montaño Yuste