Hermandad de San Juan Evangelista y Archicofradía de Ntra. Sra. del Rosario

Nazarena Mayor
Semana Santa 2002

Alcantarilla (Murcia)

 

                En verdad, en verdad te digo:

                   cuando eras joven, tú mismo te ceñías,

                   e ibas adonde querías;

                   pero cuando llegues a viejo,

                   extenderás tus manos

                   y otro te ceñirá

                   y te llevará adonde tú no quieras.”

                                                                                          (San Juan 21, 18)

Por fin la Semana Santa de 2002 llega cargada de luz y de color, con una jovial primavera floreciente pintada de colores y perfumes que inundan las calles de Alcantarilla.

Nuevamente nos invade ese incesante trabajo que sin darnos cuenta cada año se apodera de nosotros y nos sumerge en un sin fin de sensaciones. Primero fueron los actos del cincuenta Aniversario, los que nos llenaron de satisfacción y de orgullo, realizando esa bella exposición y con la presentación del libro sanjuanista.

Y ahora volvemos a comenzar el trabajo para la generación venidera, con un acto que venimos realizando desde la fundación de la Hermandad. Y que este año capicúa nos deja con la proclamación de una nueva Nazarena Mayor para la Semana Santa 2002.

 

ANGELITA VILLAESCUSA LÓPEZ

NAZARENA MAYOR 2002

Nació y creció en la pedanía murciana de la Era Alta, era la mayor de cuatro hermanos y sus padres, Rafael y Teresa la educaron enseñándole la humildad, el amor y el respeto hacia los demás. Lo que la llevó en su juventud a formar parte de la Asociación de las hijas de María, en la parroquia de Nuestra Señora del Rosario de la Era Alta.

A la edad de 26 años contrajo matrimonio con Francisco Navarro Mengual, hermano desde su juventud de la Hermandad de San Juan Evangelista, con quien tuvo dos hijos, Francisco y Rafael, y con quién trabajo en el negocio familiar que éste mantenía en la plaza de Abastos de San Pedro, Alcantarilla.

Francisco Navarro alternó su trabajo con su afición preferida, la columbiculturas, participando y ganando en innumerables concursos de carácter nacional e internacional.

Angelita ha colaborado en Cáritas parroquiales de San Pedro y durante ocho años ha desempeñado el cargo de Camarera de la Hermandad del Beato Andrés Hibernón, colaborando en todas las actividades parroquiales, sociales y culturales para las que se le ha requerido.

Y de nuevo este año 2002 nos concede el honor de nombrar a una mujer de nuestra Villa, Nazarena Mayor de la Hermandad de San Juan Evangelista.

                                                              ¡¡Hermanos, Viva San Juan!!

 

  

ACTO DE PROCLAMACIÓN

􀂾 Sábado, 9 de Marzo de 2002, a las 8 de la noche.

􀂾 En el salón de Actos del Centro Cultural Infanta Elena de Alcantarilla.

􀂾 Actuando de Mantenedor-Pregonero D. Luis Linares Botella.

􀂾 Homenaje e imposición de Escapulario de la Hermandad a Dña. Angelita Villaescusa López,

Nazarena Mayor de San Juan Evangelista para la Semana Santa de 2002.

 

Luis Linares Botella

Mantenedor-Pregonero

􀂾 Mayordomo Rector del Régimen Interior de la Cofradía California.

􀂾 Cronista Oficial de la Cofradía California.

􀂾 Vicepresidente y Secretario General de la Agrupación de San Juan Evangelista de la Cofradía California.

􀂾 Secretario de la Junta de Cofradías.

􀂾 Director de la Revista “Libro de Oro” de Cartagena y sus Procesiones de Semana Santa.

􀂾 Primer Procesionista del Año 1982 en Cartagena.

􀂾 Impulsor y defensor del Monumento al Procesionista cartagenero.

􀂾 Mantenedor-Pregonero en el acto de proclamación de la Nazarena Mayor Dña. Mercedes Forca de Medina. Año 1987

 

 

A San Juan

Una mirada serena en tu rostro se refleja,

al mismo tiempo en tu cara se nota una gran tristeza.

Tu mano firme y segura a María va guiando,

para estar junto a la Cruz donde Cristo está clavado.

Tu gran amor a Jesús siempre te tuvo a su lado,

por ello se te conoce como el discípulo amado.

Estuviste “oh, San Juan” cuando expiraba Jesús,

junto a María su madre los dos al pie de la Cruz.

Allí Jesús te encargó que cuidaras de su madre,

y tú como buen amigo gustoso no te negaste.

Tu silueta se ilumina igual que un rayo de sol,

y fuiste el fiel amigo de Jesús el Redentor.

                                                          (José Sánchez )